ALL FOR JESUS
ALL FOR JESUS
Un foro cristiano




Responder al tema
Clases 2014: Tema 17 - El Ego y la Dualidad
freddy


Registrado: 16 Nov 2006
Mensajes: 415
Ubicación: España


Responder citando
Tema 17 – El Ego y la Dualidad

Ego es una palabra de origen griego, Egó (compuesta por las letras Épsilon, Gamma y Omega), que significa “yo”. ¿Qué soy yo? ¿Quién soy yo? En el sentido metafísico, el “yo” no es más que un engaño de nosotros mismos para escudarnos de nuestros defectos. Para algunos, el Ego es realmente el sistema de pensamiento del miedo y la separación de Dios (esto no tiene nada que ver con el “ego” de la psicología, referido como vanidad u orgullo), porque que es el principal enemigo del Espíritu Santo, y aquello que es vencido a través del “amor” (altruismo) y la “negación” personal (abnegación). El sistema de pensamiento del Ego hace creer que hay muchas “mentes” separadas, o “almas”, para verse ajeno a ellos o exento de su unicidad con el Todo. A la totalidad de esta idea es a lo que el rey Salomón, una y otra vez en el Eclesiastés, se refirió, al comprender el gran engaño en el que vivimos: «todo es vanidad».

No hay entonces nada ahí fuera, es solo nuestro Ego peleando con nosotros, y nosotros con él, sin darnos cuenta. En este sentido, el universo que conocemos, o creemos conocer, vino a existir cuando la Mente colectiva pecó al pensar en estar separada del UNO: Dualidad. Por esto, lo primero en aparecer para suprimir este pecado, es el Arrepentimiento. Esa Mente colectiva es la totalidad de las emanaciones de Dios que se manifiestan como almas, o “separaciones”, desde que tuvo lugar el Big Bang, es decir, la separación del UNO. Esta apreciación metafísica, es la base del pensamiento budista, que reconoce que estamos viviendo un engaño y creemos que es la realidad, nada más lejos del error.

Maya, el Universo Ilusorio

La proyección de esta separación se manifestó como una explosión virtual que dio como resultado un gigantesco holograma tridimensional creado por nuestra mente, o sea, la Mente colectiva, manifestando el universo y las divisiones que denominamos “seres”. Este universo, llamado Maya, es referido como “la ilusión”, y el darse cuenta de que no es real, es llamado “estar despierto”, o sea, reconocer que estamos en un sueño creado por nosotros mismos y que se proyecta fuera de nuestra mente como si fuese una existencia real. El reaccionar con respecto de este sueño es a lo que se define como “despertar de la conciencia”, aunque éste, y otros muchos aspectos, son confundidos, manipulados e incomprendidos por muchos.

La proyección de la individualidad, dio como resultado los dos espectros conocidos en el taoísmo como Yin y Yang, o sea, la dualidad que se ve como polaridades, o lados opuestos pero complementarios: positivo y negativo, luz y oscuridad, blanco y negro, día y noche, etc. Esto es lo que erróneamente algunos consideran “equilibrio”, pero no es más que un engaño de la mente, en su deseo de individualizarse y separarse de Dios, para llamar “tú” o “él” a un reflejo de nuestro propio sentimiento de culpabilidad que busca perdón, aun cuando el Ego se lo niega. Por consiguiente, este sueño, que se ha ilustrado cinematográficamente en “The Matrix” como una creación informática, es el camino de regreso a la Luz, la fuente original, por la que pasamos, creyendo que todos somos diferentes, toda vez que somos realmente uno (la Mente colectiva), proyectado en millones de imágenes diferentes.

A otro nivel, este salto y proceso de vivencia en el sueño de Maya, manifiesta el deseo de la Mente colectiva (los hijos de Dios), de experimentar una realidad voluble, para, paso a paso, comenzar de cero a subir escalones de auto-perfeccionamiento, hasta volver a la raíz: la Unicidad. Como si se tratase de un videojuego, todas nuestras experiencias son cíclicas, y nos van redirigiendo hacia el punto inicial de unión, siendo, todas y cada una de las ideas, percepciones e imágenes correlativas, nada más que meros patrones dentro del juego; ecuaciones y variables que se incluyeron en el proyecto de la Mente colectiva y Dios, para que conociésemos el perdón y nos arrepintiésemos, puliendo toda parte de la Mente que tuviese atisbo de duda. Por eso, como cosa máxima, la fe, el creer realmente y tener certeza, es lo que debe ser primeramente pedido a la suma majestad.

Causa y Efecto

De modo que, todo error es rectificado en determinado momento del proceso, que es aquello que se denomina Dharma, o Karma: “toda acción tiene su consecuencia” (en palabras bíblicas: “lo que siembres, eso cosecharás”). Asimismo, cada experiencia que llamamos “vida”, es solo parte del ciclo de la Mente colectiva, que acaba y empieza otra vez para continuar su purificación. Por eso, a otro nivel, se ha enseñado que «el cielo y la tierra pasarán» (Mateo 24:35), en otras palabras, dejarán de ser, pues todo volverá al origen y la proyección del sueño desaparecerá. Esa es la razón de que el Espíritu Santo usase esta palabra, Ego, ya que Épsilon define lo que viene de arriba, el Reino de los Cielos, de donde venimos; Gamma, el proceso de aprendizaje y experiencia, donde nos pulimos sabiendo que el camino indica la ayuda al prójimo, es decir, a nosotros mismos proyectados fuera de nosotros; y Omega, que todo concluirá, volviendo a su punto inicial.

_________________
Frederick Guttmann R.

www.youtube.com/FrederickguttmannR
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privadoEnviar emailVisitar sitio web del autorMSN Messenger
Clases 2014: Tema 17 - El Ego y la Dualidad

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT  
Página 1 de 1  

  
  
 Responder al tema  


Crear un foro | foros de Literatura & Poesía | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps para prestashop ssd en Desafiohosting.com