ALL FOR JESUS
ALL FOR JESUS
Un foro cristiano




Responder al tema
MARÍA, la madre de Jesús
freddy


Registrado: 16 Nov 2006
Mensajes: 411
Ubicación: España


Responder citando
MARÍA

La que fuera en su momento madre del Señor Jesús se llamaba “Miriam”, un nombre muy común en el pueblo de Israel y que tal como sale en la “Historia Patria de Israel” lo llevan muchas mujeres –a Miriam le llamamos en español: “María”-

Libros como “el libro de Judas Iscariote” y “el código Davinchi” han surgido paralelamente con el cercano advenimiento de Jesús, precisamente para “desvirtuar” a Jesús en todo lo posible. El libro de Judas trata de desdibujar a Jesús en cuanto a su integridad moral, y quiere hacer ver a Ieuda (Judas) de otro modo –un libro “no inspirado” al lado del libro de Iohanan (Juan), Markos (Marcos), Matatiau (Mateo) y Luka (Lucas) que revelan a un Jesús diferente de el que este quiere hacer ver-, también encontramos al “Código Davinchi” donde la gran mayoría –por no decir “todos”- los datos históricos son incorrectos y erróneos, que quieren dañar la imagen de Jesús, poniendo en duda su integridad y misión –puesto que muchas personas no leen al principio del libro: “esto es un novela”, no esta basado en la realidad-

¿Fue Iosef (José) el padre de Jesús? “Estando comprometida Miriam, su madre, con Iosef, antes que vivieran juntos se halló que había concebido del Ruaj ha Kodesh (Viento el Sagrado)”. Ahora pues, si el Cristo debía ser hijo de David, ¿Jesús era del linaje de David? esta escrito: “Iacob engendró a Iosef, marido de Miriam, de la cual nació Ieshua, llamado el Cristo”, y también en el libro del médico -no judío- Lucas escribe: "Al sexto mes, el malaj Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Natzeret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba Iosef, de la casa de Dauid; y el nombre de la virgen era Miriam”. Por ello Iosef hace su lugar de “padre” y al estar unido en matrimonio con Miriam son “una sola carne” aunque fuera después de nacer Jesús.

Muchas mujeres tenían el nombre de Miriam o Mariam como las que siempre estaban con Jesús: “Estaba enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta, su hermana. (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume y le secó los pies con sus cabellos)”. Otra María era Magdalena: “Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios” (Marcos 16.9). “Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios. Lo acompañaban los doce y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades: María, que se llamaba Magdalena, de la que habían salido siete demonios, Juana, mujer de Chuza, intendente de Herodes, Susana y otras muchas que ayudaban con sus bienes” (Marcos 8.1). “Estaban junto a la cruz de Jesús su madre y la hermana de su madre, María mujer de Cleofas, y María Magdalena” (Juan 19.25). Como vemos, este nombre era y es muy común, mas en este caso, el nombre de la mujer de Iosef era “Miriam”

¿Tiene alguna relevancia el que Miriam fuera la madre de Jesús? Para ella como persona era un privilegio y una responsabilidad como madre, nada más. Esto es fundamental resaltarlo debido a que María se convirtió desde que nació el catolicismo, en un símbolo de “idolatría”, a pesar de que esta escrito: "No tendrás dioses ajenos delante de mí. "No te harás imagen ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las honrarás, porque yo soy Iehovah, tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia por millares a los que me aman y guardan mis mandamientos” (Éxodo 20:3).
Además, el mismo Jesús en todo momento mostró que “no era relevante” que fuesen sus padres o sus hermanos de su propia sangre: “Mientras él aún hablaba a la gente, su madre y sus hermanos estaban afuera y le querían hablar. Le dijo uno: -- Tu madre y tus hermanos están afuera y te quieren hablar. Respondiendo él al que le decía esto, dijo: -- ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: -- Estos son mi madre y mis hermanos, pues todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre”. (Mateo 12:46). “Entonces su madre y sus hermanos vinieron a él; pero no podían llegar hasta él por causa de la multitud. Y se le avisó, diciendo: -- Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte. Él entonces respondiendo, les dijo: -- Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios y la obedecen”. (Lucas 8:19).

¿Además, Jesús tenía hermanos? Sí. Eran unos 8, entre hermanos y hermanas: “¿No es este el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre Miriam, y sus hermanos, Iacobo, Iosef, Shimón y Ieuda? ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, saca este todas estas cosas? Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: -- No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa”. (Mateo 13:55). “¿No es este el carpintero, hijo de Miriam, hermano de Iacobo, de Iosef, de Ieuda y de Shimón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él”. (Marcos 6:3). Sus hermanos en español los llaman: Jacobo, José, Judas y Simón. Todos ellos en principio no entendían tampoco el propósito de Jesús, más con el tiempo hicieron parte de sus discípulos y estaban siempre con él y trabajaron su ministerio junto con el resto de Apóstoles: “Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con Miriam la madre de Jesús, y con sus hermanos”. (Hechos 1:14).

¿Una vez Jesús murió, siguió siendo hijo de Miriam? No. A partir de este momento, Jesús perdió “toda su sangre”, todo cuando lo unía genéticamente a su madre lo derramó hasta la “última gota”, más a su madre no la dejaría sola, por ello le envió a Iohanan (Juan) para que cubriera su lugar: “Cuando vio Ieshúa (Jesús) a su madre y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: -- Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: -- He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa” (Juan 19:25). “Al darse cuenta de esto, llegó a casa de Miriam, la madre de Iohanan (Juan), el que tenía por sobrenombre Marcos. Muchos estaban allí reunidos, orando”. (Hechos 12:12). A partir de ese momento fueron considerados madre e hijo, así cuando Jesús resucitó, ya no era hijo de Miriam, sino era 100% hijo del universo, o sea, del todo era hijo de su Padre Celestial, del mismo modo que todos los que resucitan.

Otro punto importante a tener en cuenta es el hecho de la necesidad que tuvo el Imperio Romano de no perder su “politeísmo” y de que querían tener control sobre lo que el pueblo murmuraba y planeaba en contra de Roma. Así pues, cuando el cristianismo empezó a crecer y tomar fuerza, comenzó a apoderarse de Roma, por ello surgió la necesidad de crear una religión que se mezclara el cristianismo y su politeísmo enmarcado en sus deidades greco-romanas.
La base de esta nueva religión fue el panteón de los dioses del Olimpo: Zeus (Júpiter), Hera (Selene), Athena (Atenea, Diana), Arthemis (Artemisa, la Luna), Apolo (Febo, el Sol), Hermes, Hefaistos (Hefesio, Vulcano), Afroditi (Afrodita, Venus), Posidón (Poseidón, Neptuno), Dionisio (Esculapio), Hestia (Astarte) y Ares (Marte). Todos estos perdían su veneración, por lo que Roma les cambió los nombres, a los 12 dioses del Olimpo les fueron cambiados los nombres por los 12 apóstoles, las diosas fueron cambiadas por figuras femeninas y vírgenes, Atenea fue reemplazada por María la madre de Jesús, y la figura del pequeño Heracles (Hércules) fue cambiado por el “niño Jesús”. Hades, el dios del Inframundo fue reemplazado por Satanás, y todos los dioses, titanes y héroes fueron a su vez modificados, con esto continuó la idolatría hacia los dioses greco-romanos, pero con nombres bíblicos.

Miles de personas se desvincularon de esta religión -católica- y entre ellos nacieron los Protestantes, puesto que "protestaban" contra estos cánones religiosos, y a su vez de estos nacieron los "evangélicos", más todos estos siguieron manteniendo siertos costumbrismos como el mezclar a Dios con su hijo Jesús, y con el Ruaj ha Kodesh -la motivación sana que mueve a los hijos de Dios contra el imperio satánico-, y la idealización de un mundo "etereo", cosas que a pesar de no ser biblicas, no han resultado ser un inconveniente para todos los que siguen estas denominaciones.

solo a Dios honrarás y a él servirás

_________________
Frederick Guttmann R.

www.youtube.com/FrederickguttmannR
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privadoEnviar emailVisitar sitio web del autorMSN Messenger
MARÍA, la madre de Jesús

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT  
Página 1 de 1  

  
  
 Responder al tema  


Foro gratis | foros de Literatura & Poesía | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps para wordpress ssd en Desafiohosting.com