ALL FOR JESUS
ALL FOR JESUS
Un foro cristiano




Responder al tema
Tema 017 - El Arrebatamiento
freddy


Registrado: 16 Nov 2006
Mensajes: 415
Ubicación: España


Responder citando
Ministerio de Estudios
Proyecto Escudo (Project Magen)

Tema 017
El Arrebatamiento

El Rapto
La palabra “Arrebatamiento” que se utiliza en el mundo creyente no hace referencia al enajenamiento causado por la vehemencia de alguna pasión o por la ira. Su aplicación correcta es la “acción de arrebatar”, en este caso, arrebatársele la Esposa de Cristo al sistema, un sinónimo de “Rapto” –no confundir con el delito de robo o una acción de éxtasis. Este término se aprecia en la Brit Jadashá (Nuevo Testamento) diciendo: “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” (1ª Tesalonicenses 4:17)

Se entiende por Rapto de la Esposa (los Escogidos o el Continuo Sacrificio), una acción de “abducción masiva” o “distanciamiento” (griego: “apostasía”) de este planeta, citado en contadas ocasiones en los evangelios e incluso en la TANAK (Antiguo Testamento): “Aun se engrandeció contra el príncipe de los ejércitos, y por él fue quitado el continuo sacrificio, y el lugar de su santuario fue echado por tierra. Y a causa de la prevaricación le fue entregado el ejército junto con el continuo sacrificio; y echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y prosperó. Entonces oí a un santo que hablaba; y otro de los santos preguntó a aquel que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la prevaricación asoladora entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados? Y él dijo: Hasta 2.300 tardes y mañanas; luego el santuario será purificado.” (Daniel 8:11-14) Habla de unos 76 meses (6,38 años) desde el comienzo de los eventos de la visión del profeta hasta que acabe.

¿Cuándo ocurrirá?
Se sabe que habrá gran agitación y caos, el Inicuo querrá dar la solución definitiva a la crisis económica y a la locura global que estará reinando, y entonces el susodicho evento tendrá lugar. Una importante referencia sobre el Arrebatamiento dice: “Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días.” (Daniel 12:11) La frase aquí y en el capítulo 8 no están bien traducidas, el texto hebreo diría realmente, al final del 8: “Y desde [el] tiempo de Ha-Usar el Constante y Ha-Latet [la] detestable desolación [pasarán] 1290 días.” (Daniel 8:13) La palabra “Ha-Usar” traduciría: “dar tregua”, “dar descanso”, “irse”, “desaparecer”, o básicamente “apartar”. Posteriormente, la palabra “Ha-Lalet” traduciría: “dé”, “ponga” o “sea puesto”. Por cosiguiente, ahí dice que desde el tiempo en que sea apartada la perpetuidad o quienes se sacrifican constantemente y tenga lugar la Abominación Desoladora, hasta el final, habrá 3 años y medio. No dice que desde el “Continuo” hasta el evento “Asolador” haya 1290 días, sino que sitúa a los dos en el mismo momento y hace referencia al tiempo que transcurrirá desde ahí “hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.” (Daniel 9:27)

Así que ese evento ha de tener lugar durante o al iniciar esa abominación, la cual está relacionada con el asedio a Jerusalén. Jesús habló claramente sobre esto y está en el libro de Mateo, en el capítulo 24. Aquí Jesús dijo que las señales finales serían estas: habría falsos profetas, falsos mesías, habría rumores de guerras, conflictos bélicos, nuevas enfermedades, gran hambre, terremotos y persecuciones. Advirtió que esto sería el principio, y que debía ser avisado al mundo, tanto lo que está ocurriendo como lo que sobrevendrá, y entonces vendrá el fin. Una vez Jesús profetizó lo que ocurriría en los tiempos finales, de una forma breve, fue al grano para que supiésemos la señal clara de aquel día: “Por tanto, cuando veáis la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel, puesta donde no debe estar (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea huyan a los montes. El que esté en la azotea, no descienda a la casa, ni entre para tomar algo de su casa; y el que esté en el campo, no vuelva atrás a tomar su capa.” (Marcos 13:14-16)

Algunos escatólogos han creído que dicha advertencia tendría lugar poco más de 30 años después de que Jesús lo mencionó, cuando Judá fue atacado por los romanos y luego, en el 135 fueron todos expulsados de su tierra. Pero si fuese así, ¿cuándo, entre el año 30 y el 135, hubo grandes guerras e países extranjeros, terremotos, pestes, hambres, prodigios en el cielo, etc.? Además de esto, si Jesús les advertía el huir lejos para no ser alcanzados, ¿por qué dijo: “El que esté en la azotea, no descienda a la casa, ni entre para tomar algo de su casa”? En vez de decirles que salgan de su casa y huyan lejos, le da a entender que esperen en la azotea, en los lugares altos, ¡que estén a la vista! Así que cuando ese asedio a Jerusalén suceda, sabremos que ha llegado la hora. Pero el Inicuo se dejará ver inmediatamente antes: “Nadie os engañe en ninguna manera; porque [Cristo] no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.” (2ª Tesalonicenses 2:3-4)

¿A dónde serán llevados?
Y cuando vio el Dragón que había sido arrojado a la Tierra, persiguió a la mujer (Nueva Jerusalén) que había dado a luz al hijo varón. Y se le dieron a la mujer las dos alas de la Gran Águila (nave nodriza), para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.” (Apocalipsis 12:13-14) Esta simbología afirma que por 3 años y medio estos Escogidos estarán en esta gigantesca nave, que también describió Juan como una enorme ciudad en forma de dado: “La ciudad se halla establecida en cuadro, y su longitud es igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña, 12.000 estadios; la longitud, la altura y la anchura de ella son iguales. Y midió su muro, 144 codos, de medida de hombre, la cual es de ángel. El material de su muro era de jaspe; pero la ciudad era de oro puro, semejante al vidrio limpio; y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa. El primer cimiento era jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, ágata; el cuarto, esmeralda; el quinto, ónice; el sexto, cornalina; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno, topacio; el décimo, crisopraso; el undécimo, jacinto; el duodécimo, amatista. Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio. Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero. La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera.” (Apocalipsis 21:16-23)

Juan escribió: “Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos […] Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: […] Éstos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos. Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.” (Apocalipsis 7:9-17)

¿Quiénes se irán?

Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.” (Mateo 24:38-41) Esto es evidente para los creyentes: aquí no dice que Jesús vendrá por todos los que se hacen llamar cristianos, sino únicamente por un grupo de Escogidos. Pero ¿por qué sólo unos pocos? “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” (Mateo 7:21-23)

Jesús dijo lo mismo a los judíos, y esto fue registrado en los evangelios: “Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Y he aquí hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros.” (Lucas 13:23-30)

¿Quiénes serán dignos?
Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos. Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos. Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos. Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor. Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos. Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos. Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos. Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.” (Mateo 25:14-30)

Y dicho de otra manera, también Jesús enseñó: “Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis. Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.” (Mateo 25:34-46)

Entonces Jesús dijo lo que luego aclaró Pablo: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” (Efesios 2:10) ¿Buenas obras? ¿Acaso seremos salvados por obras? No las obras de la ley mosáica, de 613 normativas, sino por obras ministeriales, obras misioneras, obras fruto de lo que hay dentro: “…haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol.” (Mateo 12:33) ¿Qué tipo de árbol somos? ¿Qué tipo de fruto damos? Algunos creen que no están capacitados para obrar, pero escrito está: “…Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres.” (Efesios 4:8)

Así que si tenemos fe pero no actuamos en consecuencia, nos es inválido, y si hacemos cosas para la obra sin amor, como también dice el apóstol, es inválido. Bien, uno de los hermanos menores de Jesús lo dijo así: “Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.” (Santiago 2:14-26)

Frederick Guttmann R.
frederickguttmann@gmail.com

_________________
Frederick Guttmann R.

www.youtube.com/FrederickguttmannR
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privadoEnviar emailVisitar sitio web del autorMSN Messenger
Tema 017 - El Arrebatamiento

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT  
Página 1 de 1  

  
  
 Responder al tema  


Crear radio | foros de Literatura & Poesía | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps para prestashop ssd en Desafiohosting.com