ALL FOR JESUS
ALL FOR JESUS
Un foro cristiano




Responder al tema
Tema 022 - Una Vida con Propósito
freddy


Registrado: 16 Nov 2006
Mensajes: 411
Ubicación: España


Responder citando
Ministerio de Estudios
Proyecto Escudo (Project Magen)

Tema 022
Una Vida con Propósito

Una vida sin propósito es una muerte prematura
¿Cuál es el objetivo que tenemos para día a día? ¿Qué quieres conseguir con tu actividad habitual (estudios, deporte, ministerio, trabajo o proyecto)? La Escritura dice: “Deléitate asimismo en Iehovah, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Iehovah tu camino, Y confía en él; y él hará.” (Salmo 37:4-5) Y bien que el Padre Celestial nos enseñó el verdadero Camino, y esto lo complemente el verso que sigue: “Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará. Exhibirá tu justicia como la luz, Y tu derecho como el mediodía. Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino, Por el hombre que hace maldades. Deja la ira, y desecha el enojo; No te excites en manera alguna a hacer lo malo. Porque los malignos serán destruidos, Pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra.” (Salmo 37:5-9)

¿Cómo puedes deleitarte ante el Altísimo para que escuche tu causa? Haciendo todo aquello que a Él le agrada y desechando todo lo que Él rechaza. Si bien, incluso tus objetivos deben estar encaminado a la causa de Dios y/o a edificación. Por consiguiente “…hágase todo decentemente y con orden.” (1ª Corintios 14:40) Pero ¿Cómo saber si lo que uno hace es de edificación o no?: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia…” (Mateo 6:33) Y así mismo: “Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.” (Colosenses 3:2) Primero hay que buscar lo que está alineado o afín al Reino de los Cielos, y si cuanto uno hace se acomoda a esto, entonces bendecir, consagrar y obrar en este respecto.

Pero, ¿A quién das honra con las cosas que haces? Escrito está: “Dad a Iehovah la honra debida a su nombre; Traed ofrenda, y venid delante de él; Postraos delante de Iehovah en la hermosura de la santidad.” (1ª Crónicas 16:29) ¿Qué es la “santidad” sino guardarse en “sanidad” dentro y fuera? Incluso desde temprana edad el Padre Universal nos llama a encausarnos en la senda correcta: “Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.” (Eclesiastés 11:9-10)

Encomendar correctamente
Moisés escribió por orden de Iehovah en el monte Sinaí: “No cambiarás tu alma, presente inapreciable del amante de Dios, pues las riquezas del mundo, que son cual semillas plantadas en terreno pedregoso, que por no tener raíz, tan sólo un corto tiempo duran.” (Libro Esenio de Moisés) Pero aún así los hombres ofrecen su voluntad, su vida, su ser y su integridad a valores, deidades o “tesoros” que ningún valor tienen, que de nada aprovechan y que ciertamente le conducirán a no heredar la Vida Eterna. Jesús dijo sobre esto: “Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.” (Mateo 6:21) ¿Cuál es nuestro tesoro y a dónde está dirigido nuestro corazón? Mientras otros venden el alma al Diablo, a sabiendas o sin tener conocimiento de ello, ¿Por qué no encomendar nuestra vida al que Vive? Pero, ¿Crees que encomendando a Jesús tus actividades, las cosas cambiarían?, ¿Acaso haciendo las cosas a tu manera hasta hoy, has conseguido cumplir tus sueños? Sobre esto el Señor dice: “El caballo se alista para el día de la batalla; Mas Iehovah es el que da la victoria.” (Proverbios 21:31)

¿Crees que por mucho que te esfuerces conseguirás algo si Dios no te respalda o si no es de agrado el sendero en el que te aventuras?: “Si Iehovah no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Iehovah no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.” (Salmo 127:1) Pero, ¿Crees que Dios te respaldará en algo si no estás “sano” física, mental y espiritualmente? Ya que la Escritura dice: “Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: ‘Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados’.” (Isaías 57:15) ¿Si Él vive en la santidad y con los humildes, no es acaso en esa frecuencia en la que debemos vibrar?: “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.” (Hebreos 12:14)

El valor de la disciplina
La disciplina es la continuidad estricta o cumplimiento constante de parámetros para llevar a una persona a la rectitud. ¿Crees que guardar una disciplina o una línea de conducta u orden cambia en algo el resultado final de un objetivo o empresa? Lo último que Jesús dijo a sus discípulos, entretanto estuvo con ellos, fue: “Por tanto, id, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” (Mateo 28:19-20) Pero, ¿Qué es un discípulo? La palabra “discípulo” viene de “discipulado” y de “disciplina”. La disciplina, según el diccionario español, es la doctrina, instrucción de una persona, específicamente en lo moral o en un “buen régimen”. De la palabra “doctrina” viene “adoctrinar”, que es dar una enseñanza completa sobre algo; la palabra “régimen” viene de mantenerse en una línea u ordenamiento.

Dios nos ha llamado a servirle pero sin guía o sin antes ser discípulos ¿Cómo podemos hacerlo? Jesús mismo tuvo discípulos y fue su guía: “Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas. Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.” (Juan 10:11-15) Pero, ¿Trabajará Jesús con ovejas rebeldes? Él mismo dijo: “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.” (Juan 13:35)

Por lo tanto, ¿Crees que cosas como, la puntualidad, la asistencia, la dedicación, el trabajo en equipo y el sacrificio, dan buenos frutos? La Biblia nos aclara esto cuando expresa: “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente. El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero.” (2ª Timoteo 2:4-6) Entonces Dios no llamó a la gandulería, a la pereza o al desorden, sino mas bien su hijo, Jesús, nos anima y alienta diciendo: “Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán.” (Lucas 13:24) Y Pablo, dirigiéndose a los corintios y a los que después recibiríamos sus cartas, escribió: “Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.” (1ª Corintios 16:13)

También está escrito: “La pereza hace caer en profundo sueño, Y el alma negligente padecerá hambre. El que guarda el mandamiento guarda su alma; Mas el que menosprecia sus caminos morirá.” (Proverbios 19:15-16) Así pues, Pablo escribió sabiamente a los efesios: “Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo. Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” (Efesios 5:14-20)

Frederick Guttmann R.
frederickguttmann@gmail.com

_________________
Frederick Guttmann R.

www.youtube.com/FrederickguttmannR
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privadoEnviar emailVisitar sitio web del autorMSN Messenger
Tema 022 - Una Vida con Propósito

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT  
Página 1 de 1  

  
  
 Responder al tema  


Crear foro phpbb | foros de Literatura & Poesía | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps para prestashop ssd en Desafiohosting.com