ALL FOR JESUS
ALL FOR JESUS
Un foro cristiano




Responder al tema
Tema 024 - El Ayuno
freddy


Registrado: 16 Nov 2006
Mensajes: 411
Ubicación: España


Responder citando
Ministerio de Estudios
Proyecto Escudo (Project Magen)

Tema 024
El Ayuno

¿Qué es Ayunar?

La costumbre del ayuno en las religiones ha sido muchas veces el pasar hambre, como si de esta manera Dios se complaciese, aunque en otras, simplemente lo han rechazado o lo han tildado de carente de valor. Los musulmanes toman ejemplo del largo ayuno de su profeta Muhamad (Mahoma), los judíos de los 40 días que Moisés estuvo en el monte Sinaí para recibir las tablas (tiempo durante el cual no comió ni bebió nada), y Jesús –que no vino a abolir, sino a cumplir- también hizo un ayuno de 40 días después de ser bautizado por Juan, hijo de Elizabeth, antes de comenzar su ministerio. El valor del ayuno, como tal –no pasando hambre innecesariamente sino cambiando la vibración espiritual- es tan profundo que incluso en Asia lo tienen en alto estima para alcanzar niveles mayores de espiritualidad.

Pero, ¿entonces hay que pasar hambre para que Dios le escuche a uno? Eso es incorrecto: “¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Iehovah?” (Isaías 58:5) Eso no es ayuno realmente, y Jesús lo ratificó diciendo: “Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.” (Mateo 6:16-18)

En la propia tradición judía el ayunar era muy notorio: “Entonces vinieron a él los discípulos de Juan, diciendo: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos muchas veces, y tus discípulos no ayunan? Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura. Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente.” (Mateo 9:14-17) Entre lo que Jesús expresó aquí, dio a entender que los discípulos no necesitaban ayuda por medio del ayuno, porque ya tenían a su ayudador con ellos.

Jesús sobre esto volvió a decir: “El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.” (Lucas 18:11-13) No sólo el ayuno, es para expiar pecados y para conectar de forma más sublime con el Creador, sino para conseguir objetivos y vencer al mundo: “Cuando él entró en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera [el espíritu inmundo]? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno.” (Marcos 9:28-29)

Ayuno por expiación de pecados
La mayoría de veces que el pueblo de Israel cometía pecado ante de los ojos de Dios o eran llamados a una obra importante, toda la nación entraba en ayuno: “Por eso pues, ahora, dice Iehovah, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Iehovah vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo. ¿Quién sabe si volverá y se arrepentirá y dejará bendición tras de él, esto es, ofrenda y libación para Iehovah vuestro Dios? Tocad trompeta en Sion, proclamad ayuno, convocad asamblea. Reunid al pueblo, santificad la reunión, juntad a los ancianos, congregad a los niños y a los que maman, salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia. Entre la entrada y el altar lloren los sacerdotes ministros de Iehovah, y digan: Perdona, oh Iehovah, a tu pueblo, y no entregues al oprobio tu heredad, para que las naciones se enseñoreen de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios?” (Joel 2:12-17)

También era esto una forma de hallar el favor de Dios ante el provenir: “Y publiqué ayuno allí junto al río Ahava, para afligirnos delante de nuestro Dios, para solicitar de él camino derecho para nosotros, y para nuestros niños, y para todos nuestros bienes.” (Esdras 8:21)

Ayuno con propósito ministerial
Una antigua escritura del Yucatán reiteraba el poder del ayuno para vencer a fuerzas oscuras y vencer en el reino espiritual: “El que con valor desafiare los reinos oscuros, primero dejen que se purifique por un largo ayuno.” (Tablillas Esmeralda de Thot) Esto explica el ayuno de Moisés, Daniel, Jesús o Mahoma. “Y Iehovah dijo a Moisés: Escribe tú estas palabras; porque conforme a estas palabras he hecho pacto contigo y con Israel. Y él estuvo allí con Iehovah cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos.” (Éxodo 34:27-28)

“En aquellos días yo Daniel estuve afligido por espacio de tres semanas. No comí manjar delicado, ni entró en mi boca carne ni vino, ni me ungí con ungüento, hasta que se cumplieron las tres semanas. […] Entonces [Gabriel] me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido. Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.” (Daniel 10:2-13). En el Nuevo Testamento encontramos también que dice: “Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el viento al desierto por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre.” (Lucas 4:1-2)

El Verdadero Ayuno
El profeta Isaías explicó mejor el significado del ayuno, el que agrada realmente al Dios Altísimo. Esto es observable claramente en el capítulo 58:6, en conciso orden, desde dentro (sanándose uno a sí mismo) hacia afuera (el altruismo verdadero) y recibiendo las consecuencias a estos principios (bendiciones):

Primero (Maldiciones del Ego):
- Desatar ligaduras de impiedad
- Soltar cargas de opresión
- Dejar ir libres a los quebrantados
- Romper todo yugo

Segundo (Altruismo):
- Partir el pan con el hambriento
- Albergar en casa a los pobres errantes
- Cubrir al desnudo cuando lo veas
- No esconderte de tu hermano

Tercero (Resultados):
- Nacerá tu luz como el alba
- Tu salvación se dejará ver pronto
- Tu justicia irá delante de ti
- La gloria de Iehovah será tu retaguardia

Cuarto:
- Invocarás y te oirá Iehovah
- Clamarás y dirá él: “heme aquí”
- Si quitases de en medio de ti el dedo amenazador
- Si quitas de en medio de ti el hablar vanidad

Quinto:
- Si dieres tu pan al hambriento
- Si saciases el alma afligida
- En las tinieblas nacerá tu luz
- Tu oscuridad será como el medio día

Sexto:
- Iehovah te pastoreará siempre
- En las sequías saciará tu alma
- Dará vigor a tus huesos
- Serás como huerto de riego y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan
- Los tuyos edificarán las ruinas antiguas

Séptimo:
- Si retrajeres del Día de Reposo tu pie, de hacer tu voluntad en el día Santo del Señor,
- Si lo llamares “delicia, santo, glorioso de Iehovah”
- Y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras
- Entonces te deleitarás en Iehovah y él te hará subir sobre las alturas de la Tierra
- Él te dará comer la heredad de Jacob

La Explicación de Jesús
¿Cómo resumiría Jesús, 550 años después de Isaías, sus palabras? Esto lo podemos ver en el evangelio de Mateo (cap. 25:31-46), cuando dice:
- Tuve hambre, y me disteis de comer
- Tuve sed, y me disteis de beber
- Fui forastero, y me recogisteis
- Estuve desnudo, y me cubristeis
- Estuve enfermo, y me visitasteis
- Estuve en la cárcel, y vinisteis a mí

“No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre. […] Respondiendo Pedro, le dijo: Explícanos esta parábola. Jesús dijo: ¿También vosotros sois aún sin entendimiento? ¿No entendéis que todo lo que entra en la boca va al vientre, y es echado en la letrina? Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre.” (Mateo 15:11-20) Y esto, de que la boca es la que contamina y la que puede matar, no solo a uno mismo sino al prójimo, lo enfatiza explicando: “Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el Gehena.” (Mateo 10:28)

Frederick Guttmann R.
frederickguttmann@gmail.com

_________________
Frederick Guttmann R.

www.youtube.com/FrederickguttmannR
Ver perfil de usuarioEnviar mensaje privadoEnviar emailVisitar sitio web del autorMSN Messenger
Tema 024 - El Ayuno

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT  
Página 1 de 1  

  
  
 Responder al tema  


Foro gratis | foros de Literatura & Poesía | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para hosting especialidado en foros phpbb ssd en Desafiohosting.com